ENTREVISTA: Leopoldo Brizuela

La escritora Rosa Montero, presidenta del Jurado de la XV edición del Premio Alfaguara, fallado en Madrid este año, fue categórica: “Hay que destacar el estilo admirablemente contenido del autor, quien con economía expresiva consigue crear un texto perturbador e hipnótico”. Las palabras, sin rodeos, describen la esencia de Una misma noche, del autor argentino Leopoldo Brizuela. Y como el premio anterior, El ruido de las cosas al caer, del colombiano Juan Gabriel Vásquez, que reflejaba el problema del narcotráfico, la trama de esta novela cuenta otro de los males que ha sufrido América Latina: las dictaduras militares.

Una misma noche toma como punto de partida un incidente ocurrido en el 2010, cuando una madrugada el escritor Leonardo Bazán es testigo, muy a su pesar, del asalto a una casa vecina. Por las características del robo es indudable que la policía ha colaborado con los delincuentes. Lo peculiar y no menos tenebroso del hecho golpea la memoria del protagonista, que otra vez regresa a una noche de 1976, ya en plena dictadura militar en la Argentina, en que junto a su familia fue testigo también involuntario de un incidente similar en la misma casa.

En estos meses, Leopoldo Brizuela lo ha dicho varias veces: ambos incidentes ocurrieron, el argumento de Una misma noche está íntimamente ligado a su vida. El argentino es el autor de varios libros, entre los que se destacan Inglaterra. Una fábula y Lisboa. Un melodrama –Premio Clarín de Novela 1999 y finalista del Rómulo Gallegos 2011, respectivamente–. Por eso, cuando se le pregunta si el que tenga un fuerte componente autobiográfico hizo que recién ahora pueda escribir esta novela, Brizuela comenta a TintaFresca:

–El escritor italiano Leonardo Sciascia señala que muchos autores demoran cuanto más pueden la elaboración del libro que saben que tienen que escribir. El libro, digamos, que más lo refleja. Yo creo que, por un lado, lleva tiempo entenderse, entender el niño que uno fue, poder verlo. Entender el tiempo en que uno lo fue. Y lleva tiempo adquirir las herramientas como para poder reflejarlo en un relato.

Al narrar en clave de no ficción una historia del pasado, de un doloroso pasado, la novela de Brizuela proyecta también una mirada hacia el presente, a lo que ha quedado entre ese paréntesis que son las fechas 1976-2010, entre ese niño y el hombre que ahora escribe.

–De esta novela en particular podría decir que la escribí gracias a la llegada de un momento histórico en la Argentina en que se pudo hablar de ciertas cosas. El personaje habla de aquello que por fin puede hablarse. En ese sentido, me parece ejemplificadora la escena del Censo 2010, cuando por fin el narrador puede declarar verdades que nunca antes podían ser dichas.

Algunas de esas verdades, por ejemplo, son aquellas acerca de la orientación sexual e identidad de género de las personas encuestadas. Una misma noche—“thriller existencial”, en palabras del autor—es una novela de una destreza técnica notable, que se lee sin pausa, y que en la investigación de las vidas de esos personajes, se revela la conciencia de un país.

Reseñado por Hernán Vera Alvarez, escritor y dibujante.

Una misma noche

Una misma noche

Leopoldo Brizuela

Alfaguara
ISBN: 978-1614356561
Precio: $19.99
Fecha de publicación: Junio 2012

Amazon