FIL Guadalajara celebró sus Bodas de Plata

29 Diciembre 2011

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2011 bajó el telón a su gran fiesta cultural con un balance positivo, la sensación del deber cumplido y un horizonte prometedor. Con la asistencia de dos Premios Nobel de Literatura, Herta Müller y Mario Vargas Llosa, acompañados de otras figuras (Fernando Vallejo, Almudena Grandes, Antonio Skármeta, Laura Restrepo, Carlos Fuentes, Marcela Serrano, Elena Poniatowska, Cristina Pacheco, Fernando Savater, por citar algunos), FIL 2011 celebró sus Bodas de Plata con todas las luces y consolidándose como el más importante encuentro literario de Iberoamérica y el segundo a nivel mundial, superada solo por Frankfurt.

De acuerdo con su departamento de prensa, FIL 2001 registró un aumento en varios frentes. Véamos: asistieron 659, 898 personas durante ocho días de feria; la agenda incluyó 900 actividades, con un promedio de 100 eventos por día; 1,935 editoriales de 43 países dijeron presente, siete más que el año anterior; asistieron 700 autores y 188 agentes literarios; 103 firmas en el Salón de Derechos; 150 mil niños en el área infantil, siete mil pequeños más que la edición anterior; el libro digital, de su lado, registró un 5% de actividad.

Los números demuestran que la FIL transita la edad adulta. Se multiplica y crece, busca nuevos senderos, nuevas lenguas. Una de sus ramas ya se extendió a Estados Unidos: LeáLA, la primera Feria del Libro en Español de Los Ángeles, cuya primera edición (29, 30 de abril, y 1 de mayo, 2011) superó todos los pronósticos.

Al celebrar sus Bodas de Plata, y de cara al norte, la FIL se plantea "hacer una feria cada vez mejor, cada vez más iberoamericana y cada vez más internacional", expresó Raúl Padilla López, Presidente de la feria, durante la presentación del balance de actividades de FIL 2011. Padilla agradeció, asimismo, la presencia de Alemania, país invitado de honor, y dio la bienvenida a Chile, país homenajeado en el 2012.