Todo un éxito la FIL Guadalajara 2009

30 Diciembre 2009

La XXIII edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara se realizó con todo éxito del 28 de noviembre al 6 de diciembre con Los Ángeles como invitada de honor. Antonio Villaraigosa, alcalde de la ciudad angelina, la segunda con mayor número de habitantes mexicanos después del Distrito Federal, participó de la jornada inaugural, asi como Antonio Lujambio Irazábal, secretario de Educación Pública, en representación de Felipe Calderón Hinojosa, presidente de México, y otras autoridades.

Según cifras oficiales de la FIL, 606, 008 personas llegaron hasta el predio de la Expo Guadalajara junto a 17,112 profesionales del libro, 1,925 casas editoriales y representantes de 40 países. Se trata de números significativos considerando la crisis económica mundial.

El tema de la FIL 2009 fue la oportunidad de recorrer y analizar los puntos que tienen en común Guadalajara y Los Ángeles: el idioma español, la historia contemporánea, las letras, la música, el arte pictórico, el cine y, sin duda, las migraciones.

En primer término, la FIL rindió homenaje al venezolano Rafael Cadenas, quien recibió el Premio FIL de Literatura 2009 en Lenguas Romances. Vestido informalmente, el poeta nacido en Barquisimeto dijo en el escenario del auditorio Juan Rulfo durante la entrega del premio "a mí me gusta pasar inadvertido, pero esta vez creo que no pude lograrlo". Cadenas, nacido en 1930, aprovechó la ocasión para dejar “un recado” a sus colegas latinoamericanos. Su discurso de agradecimiento terminó con un llamado –casi- urgente: "Cuiden sus democracias, aunque sea deficiente, la democracia es mejorable, la dictadura no. Así evitarán que algún caudillo de nuevo cuño llegue al poder y lo destruya. Este es el recado que les dejo, no digo mensaje porque es una palabra muy pretenciosa".

Por su parte, al escritor mexicano José Emilio Pacheco las alegrías le vinieron por partida doble. Primero, la FIL lo reconoció por sus 70 años de vida y por su famosa novela “Las Batallas en el Desierto”. Pacheco compartió con jóvenes estudiantes de la Universidad del Valle de México, a quienes cedió el micrófono diciéndoles “es mi más grande y única oportunidad de saber lo que ustedes piensan, yo quisiera escucharlos. Cuando escribo ‘Las Batallas en el Desierto’ en 1981, no habían ni nacido ustedes”. En medio de esa alegría, Pacheco recibió otra gran noticia: desde España le anunciaban que era el ganador del Premio Cervantes 2009, el máximo galardón de las letras hispanas. El día después, en la FIL le preguntaron, “¿Cómo se encuentra, maestro?”. El escritor respondió: “Zurimbo, patidifuso y turulato. Tengo que escoger tres palabras que ya ni se usan para describir el estado de irrealidad en el que me encuentro. Supongo que un premio es como un golpe: que no duele en el momento. Ya veremos después.”

Una jornada también inolvidable en esta feria, la más importante del mundo hispanohablante, fue la presentación del libro “Las verdades de Chavela”, escrito por María Cortina y Chavela Vargas sobre la vida de la mítica cantante. El auditorio Rulfo resultó pequeño para recibir al numeroso y variado público que llegó para ver a la artista, quien desde su silla de ruedas saludó a los presentes. La cantante Eugenia León homenajeó a Vargas con lo que mejor sabe: cantando. León interpretó a capella “No somos iguales” ante el agradecimiento sereno de Chavela y la euforia del respetable.

Entre la lista de figuras literarias invitadas asistieron el escritor turco Orhan Pamuk, Premio Nobel de Literatura 2006, los mexicanos Carlos Fuentes, Paco Taibo III y Jorge Volpi, el peruano-español Mario Vargas Llosa, y la escritora colombiana Laura Restrepo, quien presentó su libro “Demasiados héroes”. Hubo de todo y para todos.

Para la edición FIL 2010, la comunidad española de Castilla y León se prepara para ser la invitada de honor. Su eje temático será “la cuna del español”. Según informó la FIL, “la idea es abrir un diálogo interactivo sobre el lenguaje, reconociendo que el español nació ahí, pero se fortaleció en América Latina”.

Marcela Álvarez, Editora de TintaFresca, desde Guadalajara.