Un éxito el Festival de la Palabra de Puerto Rico

19 Mayo 2010

Del 4 al 9 de Mayo se celebró por todo lo alto el primer Festival de la Palabra de Puerto Rico. Fue una semana intensa y culturalmente enriquecedora para la Isla del Encanto y sus habitantes. El Cuartel de Ballajá, construído entre 1854 y 1864 y uno de los últimos dominios de España en la isla, fue el escenario principal donde se desarrollaron interesantes y amenas charlas, actividades, paneles y encuentros entre los escritores y el público, al aire libre, bajo el sol y la brisa del mar.

A la cita caribeña, que rindió un homenaje al recientemente fallecido escritor y periodista argentino Tomás Eloy Martínez, asistieron reconocidos nombres de las letras iberoamericanas: Paco Ignacio Taibo II y Carmen Boullosa (México), Alfredo Bryce Echanique (Perú), Sergio Ramírez y Gioconda Belli (Nicaragua), Luis Rafael Sánchez (Puerto Rico), Rosa Montero y José Manuel Fajardo (España), Esmeralda Santiago (Puerto Rico/EE.UU.), Edmundo Paz Soldán (Bolivia), Elsa Osorio y Mempo Giardinelli (Argentina), Carmen Yáñez y Luis Sepúlveda (Chile), Mario Mendoza y Santiago Gamboa (Colombia), David Unger (Guatemala/EE.UU.), Amir Valle (Cuba), entre otros. También asistieron nuevas figuras como María Gabriela Alemán (Ecuador), Karla Suárez (Colombia), Ondjaki (Angola), Pedro Mairal (Argentina), Aurora Arias y Rey Andújar (República Dominicana) y Adriana Lisboa (Brasil). También participaron escritores de Guadalupe y Haití.

La gran anfitriona del evento fue la reconocida escritora boricua Mayra Santos-Febres, quien dio una cálida bienvenida a todos los asistentes. En la inauguración, no se pudo concretar la pactada videoconferencia con el Premio Nobel José Saramago, pero el escritor hizo llegar su mensaje: "Un acontecimiento cultural de estas características está llamado a convertirse en un punto de encuentro de las literaturas en lengua española e inglesa, algo que en los tiempos que corren es necesario si no queremos perder nuestro patrimonio y los valores añadidos de expresarnos en idiomas distintos".

Entre palabra y palabra, subieron a la tarima la música y los bailes tradicionales de Puerto Rico para el deleite, especialmente, de los visitantes. Entre las actividades que más disfrutó el público estuvieron el Festivalito de la Palabra, especie de mini feria del libro para los niños y "Los rostros de la escritura" una exposición del fotógrafo argentino Daniel Mordzinski con imágenes de autores tomadas en los últimos 30 años.

La jornada de clausura no pudo tener un mejor broche de oro: la escritora y poetisa nicaragüense Gioconda Belli deleitó al público asistente en la sede histórica del Banco Popular con una charla magistral en la que recitó varios de sus poemas y además leyó un fragmento de su próxima novela sobre una candidata presidencial del Partido de la Izquierda Erótica.

Lo que se viene

La mentalizadora y directora ejecutiva del festival, Mayra Santos Febres anunció la creación del premio "Las Américas" a la mejor obra en prosa, en español o inglés. El premio, dotado con $25,000 dólares, cuenta con el auspicio de la Fundación Plaza Las Américas de Puerto Rico. El primer ganador se anunciará en el Festival 2011.

La consigna general es la continuidad del festival. "No debemos permitir que este sea el único", dijo Paco Ignacio Taibo II, escritor y periodista, nacido en España y criado en México. Con su característica elocuencia y sencillez, Taibo II señaló que el evento sirvió para "constatar que Puerto Rico en cuanto a lo literario es parte de América Latina. Yo creo que ha sido transparente, el reconocimiento explícito de la latinoamericanidad en Puerto Rico". De su lado, Fajardo expresó "hemos puesto la literatura puertorriqueña al mismo nivel de la del resto del mundo" y Rosa Montero dijo "el haber participado en este festival es algo que atesoraré toda mi vida. Os deseo larga vida".

El gran desafío, de ahora en más, es que el Festival de la Palabra se proyecte al futuro y se convierta en otra escala importante del calendario internacional de las letras. Puerto Rico lo merece.

Por Marcela Álvarez desde San Juan, Puerto Rico.