Entrevistas

Junot Díaz, Así es como la pierdes

Así es como te ganas al mundo: primero, con una colección de cuentos, Negocios (Drown), que deja boquiabiertos a los lectores por su lenguaje callejero, por su catálogo de desamores, y por las duras experiencias de un grupo de dominicanos en Estados Unidos. 

Una década más tarde, en el 2007, regresas con tu primera novela, La Breve y Maravillosa Vida de Oscar Wao (The Brief Wondrous Life of Oscar Wao), y te ganas el premio Pulitzer.

En el 2012 ofreces otra colección de cuentos, This Is How You Lose Her, recientemente lanzada en español bajo el título Así Es Como La Pierdes, y das a tus fanáticos más de lo que les gusta, como un nuevo vistazo a la vida del mujeriego Yunior.

Entre enseñar en Massachusetts Institute of Technology (MIT) en Boston, y comenzar a fraguar tu próxima novela, sacas tiempo para hablar con TintaFresca desde tu hogar, Nueva York. 

Si un estudiante tuyo de creative writing (escritura creativa) lee uno de tus libros en ese inglés salpicado de español, ¿cómo le explicarías en clase tu estilo de escritura?

No estoy ahí para enseñarles a los estudiantes mi trabajo. Eso es lo que hace de esto algo verdaderamente liberador. Yo estoy ahí para enseñarles creación literaria, sus destrezas críticas. Mi trabajo está completamente fuera. A menos que sea una situación extrema, trato de ni siquiera mencionar que soy escritor. Es más fácil para mí de esa forma.

En Así es como la pierdes, la ciudad de Boston no sale muy bien parada. La presentas como racista. ¿Ha sido ésa tu experiencia durante los 10 años que llevas enseñando allí?

No creo que Boston tenga nada que ver con eso. Es como aceptar las teorías de que a Yunior le gusta ser mujeriego porque es dominicano. Eso es ridículo. Lo que sucede es que vivimos en un país donde—y esto tiene que ver menos con mi experiencia en Boston—la raza y el racismo son un asunto serio. Supongo que yo respondería que sí a eso. Entonces, mi arte tendría de una alguna manera que reflejar que hay una realidad en donde estas cosas importan. Boston, para mí, vendría como a sustituir a los Estados Unidos de la misma forma que la dominicanidad es representativa de la masculinidad. ¿Es Boston un lugar jodido para una persona de color? Bueno, la conversación que he tenido con la mayoría de las personas de color que conozco, es que Boston sí es jodido para la gente de color, y eso es algo bueno de reflejar.

Sobre tu punto de la dominicanidad y la masculinidad, ¿cómo lo han tomado los hombres dominicanos? 

Yo escribo sobre un minúsculo grupo de dominicanos que dicen cosas con las que yo como escritor no necesariamente estoy de acuerdo, de la misma forma en que tengo personajes ahí que hacen cosas que no respaldo. Pero para representar la realidad, hay que presentar a la gente haciendo o diciendo estupideces. El argumento no es si esto se aplica a fulano o no, sino, ¿tiene nuestra cultura, sea en Nueva Jersey o en Santo Domingo, un serio problema con los chicos que dicen ‘mientras más chicas me tire, más hombre soy’? El barrio en el que yo crecí en Nueva Jersey, lo que se promulgaba ahí, era que para ser hombre tenías que tirarte a muchas muchachas, tenías que ser duro, tenías que pavonearte. 

¿Y qué reacciones has tenido de las mujeres?

Sería difícil generalizar. Por supuesto que habrá gente a la que esto no le guste. Éste es un libro que trata explícitamente sobre una enfermedad mental masculina llamada patriarcado. Y cuando pides que lean sobre esa enfermedad mental masculina, mucha gente cree que incluso describir la enfermedad te hace partícipe de ella. Pero yo no me imagino que podamos cambiar algo sin antes describirlo. En mi mente, estaba dispuesto a arriesgarme a molestar, porque la única manera en la que podemos cambiar algo es definiéndolo. Yo estoy en paz con el riesgo que corro de perder cierto tipo de lector que piensa que sólo estoy reproduciendo estereotipos o simplificaciones tóxicas.  

Otro tema del que no rehúyes en tu literatura es la animosidad que ha existido entre los pueblos dominicano y haitiano. ¿Crees que has contribuido al diálogo o esto es asignatura pendiente para estas comunidades?

Estamos hablando de un asunto serio y a largo plazo; un asunto de derechos humanos, sociales, culturales, y políticos. No creo que una sola persona pueda comenzar la conversación ni decir cuál ha sido su contribución. Lo único que sé es que es algo que me preocupa intensamente, y que me importa el bienestar de dos naciones que comparten una isla frecuentemente calumniada, consistentemente ignorada, y flagrantemente ultrajada… Todavía tenemos una retórica muy fea en la República Dominicana, pero también hay organizaciones que están tratando, dando lo mejor de sí. 

Para tus admiradores, eres una estrella del rock en el mundo literario. Otros autores dominicanos, Julia Álvarez por ejemplo, o que han tratado temas dominicanos, como Mario Vargas Llosa, son vistos más en calidad de pertenecer al “establishment”. ¿Te trata diferente ese “establishment” por la manera en la que escribes o te expresas?

No creo que soy la persona a la cual preguntarle eso. Mi experiencia ha sido muy distinta. Yo pasé muchos, muchos años trabajando en un libro, solo y en silencio, antes de ganar ningún maldito premio. Yo vivo en un mundo donde The New York Times hace reseñas de tres latinos al año. Y no las hacen ni siquiera personas versadas en asuntos latinos o de inmigración… Ésta es una cultura a la que le gusta escoger ganadores. Y no soy gran fanático de eso de coronar a escritores o cualquier bazofia de ésas, porque sé que eso no vale absolutamente nada. Hay una gran diversidad de escritores allá afuera, y necesitamos más escritores que los que tenemos haciendo trabajos importantes. Como comunidad latina, seamos publicados o no, no recibimos el respeto que nos merecemos.

Sobre el autor

Junot Díaz nació en la República Dominicana en 1968, y emigró a Parlin, Nueva Jersey, en 1974. Es el autor de Drown (Negocios), y recibió el premio Pulitzer 2008 por su novela The Brief Wondrous Life of Oscar Wao (La Breve y Maravillosa Vida de Oscar Wao). Su libro más reciente, This Is How You Lose Her (Así Es Como La Pierdes) fue finalista para el National Book Award 2012.

Entrevista realizada por el periodista Juan Carlos Pérez-Duthie.

Cala Contigo

Así es como la pierdes

Junot Díaz
Vintage Español
ISBN: 978-0345805249
Ebook: ASIN: B00CCPIIBO
Precio: $15.00 – Tapa blanda
$9.99 - Ebook
Fecha de publicación: Junio 2013