Entrevistas

ENTREVISTA: Dan Brown

El famoso escritor dialogó en exclusiva con TintaFresca sobre su reciente libro, "El símbolo perdido". Amable y cordial, Brown también recordó con cariño su tiempo en España y manifestó sus ganas de visitar Latinoamérica.

¿Has tenido tiempo de reflexionar sobre tu éxito como escritor? ¿Cómo ese éxito ha afectado a tu familia?

Trato de no pensar en el éxito. De alguna manera, mi vida es idéntica a como era antes. Sigo levantándome muy temprano, a las 4 de la mañana, para escribir. A mis personajes no les importa cuántos libros haya vendido. Por otro lado, mi vida es muy diferente. Ahora tengo muy poca privacidad.

¿Soñaste de niño que algún día llegarías a ser un escritor tan famoso?

Por supuesto. En la niñez todos soñamos con algún tipo de éxito. Pero, el nivel de éxito que he alcanzado ha ido más allá de mis sueños más locos y estoy muy agradecido por ello.

Te describes como una persona en busca de lo espiritual. Hoy, espiritualmente, ¿dónde estás?

Diría que soy una obra en desarrollo continuo, en proceso. Es difícil decir dónde estoy exactamente en ese proceso. Pero, sigo siendo una persona curiosa y llena de expectativas.

En EE.UU., "El código da Vinci" rompió récords en la comunidad hispana, convirtiéndose en la novela traducida al español mejor vendida. ¿Alguna vez imaginaste tener este impacto entre los hispanos?

No sé si lo imaginé, pero obviamente fue una sorpresa maravillosa. Tengo una debilidad en mi corazón por los hispanos, por el idioma español, ya que viví dos años en España y estudié arte en la Universidad de Sevilla. De modo que fue lindo saber que la comunidad hispana disfrutó este libro.

¿"El símbolo perdido" es el último libro sobre secretos y enigmas?

Imposible [risas]. Hay muchos libros aún por escribir sobre estos temas.

¿Será la despedida de Robert Langdon?

Nunca. Jamás [risas].

El libro te tomó más de cinco años en escribirlo. ¿Cómo te mantuviste enfocado y motivado en los altos y bajos momentos?

No fue difícil. El tema de esta novela [la Masonería] me resulta tan fascinante que los cinco años me parecieron el tiempo perfecto y correcto. Tuve que aprender mucho y experimentar, ver muchas cosas para poder escribir esta novela.

¿La historia te trajo algún dolor de cabeza, por decirlo así?

Por supuesto. Escribir no es un proceso o actividad fácil. Los grandes escritores dicen "no me gusta escribir, me gusta haber escrito".

"El símbolo perdido" y "El código Da Vinci" se parecen bastante: tiempo de duración, ritmo de la trama, personajes, historias parecidas. ¿Cuál crees es la gran diferencia entre ambos libros?

La diferencia mayor es que "El código Da Vinci" miraba hacia el pasado y examinaba el pasado mientras que "El símbolo perdido" realmente mira hacia el futuro y examina la relación del ser humano con Dios y la filosofía en el futuro.

Robert Langdon dice: "La tradición masónica de tolerancia y apertura es loable, está abierta a los hombres de todas las razas, colores y credos, y provee una fraternidad espiritual que no discrimina de ninguna manera". Considerando que mucha gente ve a los Masones como un grupo antirreligioso, anti Dios, pareciera que estás tratando de dar una imagen positiva sobre los Masones...

Vivimos en un mundo donde las personas se matan unas a otras por su religión, por lo que, según creen ellos, es la versión correcta de Dios. Los Masones son una organización que acepta a cristianos, judíos, musulmanes e incluso personas que no saben cómo definir a su religión, donde pueden transitar juntos como hermanos y adorar a un Dios, abandonando la semántica de la religión. Creo que esto es una fuerza positiva y poderosa y una guía maravillosa para el futuro de la espiritualidad.

La Masonería es "una sociedad con secretos" formada por hombres donde las mujeres parece que no son bienvenidas. Sin embargo, en tus libros, los personajes femeninos (Katherine Solomon, Sophie Neveu, Inoue Sato) juegan un papel clave en resolver los enigmas. ¿Es ésta tu manera de establecer un poder balanceado entre hombres y mujeres?

No de manera intencional. Pero yo soy una persona, como muchos de mis lectores, que se siente muy atraído por personajes femeninos que son inteligentes y fuertes. Esto abre el camino para crear una tensión romántica con Robert Langdon y también podría ser un modelo maravilloso y real para mis jóvenes lectoras.

¿Esto significa que más adelante podría pasar algo entre Langdon y un personaje femenino?

Todo es posible [risas] y dentro de eso, la imaginación del lector, de una lectora, es mucho más poderosa que la pluma de un escritor.

La trama se desarrolla en apenas 12 horas. Eso debió representar un desafío al escribirla. ¿Cuál es tu técnica?

Esto fue un desafío intencional. Decidí escribir una novela que suceda en doce horas y se desarrollara en una área geográfica muy pequeña. Mi técnica tiene mucho que ver con editar, con la edición. Por cada página en "El símbolo perdido" escribí diez, que después tiré. Pienso que es importante respetar el tiempo de mis lectores, por eso incluí sólo lo que es crítico.

¿Cuál es el próximo gran misterio de enlace entre la criptografía y el Cristianismo?

[risas] No voy a hablar del tema por ahora pero sí, hay varios [temas] y algún día escribiré sobre ellos.

Más allá de Washington, DC. ¿Qué otra ciudad tiene una gran tradición masónica?

Londres. Si tienen oportunidad de viajar, les recomiendo el edificio de la Logia Masónica. Es una estructura fascinante y espectacular. De hecho, Londres es la cuna de la Masonería moderna.

Has paseado tus novelas por París, Roma, el Vaticano, Washington, DC. Quizás no nos digas sobre tu próximo libro, pero danos una idea de la ciudad protagonista...

No voy a decir nada sobre mi próximo libro [risas], no puedo, pero sí te diré que me apasionan Macchu Picchu, el Museo Antropológico de México, me apasiona El Prado de Madrid. De modo que nunca se sabe, podrían haber muchos más personajes hispanos en mis próximas novelas.

Salpicadas a través del libro hay referencias sobre las últimas novedades tecnológicas: Twitter, Google, Blackberry, iPhone, etc. ¿Esto se debe a que estás obsesionado con la tecnología, porque te gustan estos aparatos, o es tu manera de conectarte directamente con tus lectores más jóvenes?

Ninguna de las dos cosas. "El símbolo perdido" es una novela sobre filosofías antiguas, universalidad y las ciencias modernas. Esta tecnología, Tweeter, Google, el Internet, son ejemplos modernos de cómo la ciencia ha comenzado a interconectar a la humanidad de una manera muy real. Es un método de mostrar al lector que ésta universalidad, ésta conciencia cósmica, está sucediendo en nuestras vidas, en este mismo momento.

¿Piensas que aparatos como Kindle, Vook, Nook, algún día reemplazarán al libro tradicional como lo conocemos?

No, no en un futuro cercano. Yo veo a los libros electrónicos simplemente como otro formato más. Los libros de tapa dura, tapa blanda, las versiones electrónicas, son diferentes alternativas para la palabra escrita. No creo que sean una amenaza para el libro tradicional.

Un estudiante hispano de 19 años pregunta: La tendencia entre los jóvenes hoy en día es la falta de deseo para leer y nutrirse, de aprender, piensan que los libros son innecesarios y aburridos. ¿Crees que como escritor podrías ayudar a cambiar esa tendencia?

Espero que sí. Esta tendencia me asusta, y creo que es muy importante que escritores y lectores trabajen muy duro para conectarse y llegar a los jóvenes. Debemos escribir el tipo de novelas para integrarlos. Es importante mantenerlos leyendo, después de todo ellos son los futuros escritores. De modo que me encanta cuando escucho que los jóvenes disfrutan mis libros.

A menudo, muchos de tus fans se sienten decepcionados cuando van al cine y ven que la textura de tus libros ha sido parcialmente cambiada para ajustarse a la visión de Hollywood. ¿Qué piensas cuando tus libros son traducidos a la pantalla grande?

Lo has dicho, es una traducción. Es la palabra correcta. Del libro al cine es un proceso difícil. Estas novelas son muy complicadas, muy densas, tienen mucha información y hay que quitar mucho de ese contenido para ajustarlas al cine. Pero, lo importante es que se mantenga el mensaje, el pulso de la novela. Si se cumple eso, está todo bien conmigo.

Si fueras a escribir un nuevo libro que no tenga nada que ver con símbolos, enigmas, pirámides, etc. ¿Qué tema te gustaría enfocar?

Tendría que ser la infancia. Creo que es el período de nuestras vidas cuando estamos más abiertos a todo, somos más espirituales, estamos más libres a soñar, y ciertamente es la parte más interesante de nuestras vidas.

¿Cuál es el mejor elogio que alguien te dijo sobre tus libros?

El mejor elogio es cuando alguien me dice que no ha leído un libro desde sus años universitarios, que han pasado 20 años desde que leyó su último libro. Cuando me dicen "leí tu novela y desde entonces leo constantemente", eso me hace muy feliz.

¿Qué es lo que más te gusta de ser escritor?

Aprender. Tengo un oficio maravilloso que me permite viajar y aprender, conocer gente, visitar interesantes lugares, educarme a mí mismo mientras escribo estas novelas. Me siento muy afortunado por eso.

¿Cuál es el secreto del éxito de Dan Brown? Si tuvieras que definirlo en una palabra...

Trabajo. Yo trabajo mucho y muy duro. Escribo siete días a la semana, me despierto a las 4 de la mañana, y no paro hasta que me aseguro que está bien hecho. Es así de simple.

Marcela Álvarez, Editora de TintaFresca.

El símbolo perdido

El símbolo perdido

Dan Brown
Grupo Planeta
ISBN: 978-607-07-0271-6
Precio: $24.95 - tapa blanda
Fecha de publicación: Diciembre 2010

Amazon